jueves

El trabajo humano es:

mantener las apariencias

ser cortes

portarse bien con el otro

respetar las normas

describir la realidad

contar mentiras

respetar los espacios

hacer que no pasa nada

flotar

dejarse llevar

portarse bien

hacer nada

decir las cosas a la cara

mentir

cabrear a los demás

enfadarse con uno mism@

llorar de pena cuando alguien muere

romperse en pedazos cuando una relación termina

maldecir al destino

crear reglas que otros cumplan

portarse bien

divertirse

perder la cabeza por tu amada

viajar al infierno

comer cosas ricas

gastar en cosas bonitas

mandar a los hijos lejos

dar ordenes

criticar

mandar callar

no respetar al otro

escupir a la cara

no escuchar al otro

tropezar

cagarla

no romper nada

callarse

escribir

#

jueves

No llueve ni una sola gota, no cae nada del cielo. Ni agua ni ranas, ni picos ni palas. Nada! solo gira el aire caliente a través de las calles largas, las avenidas grandes y las calles estrechas. No queda ni una sombra. El sol lo ocupa todo y la sequedad está por todas partes. El aire no se respira, te abrasa. El campo tiene color a seco. No hay marrón, no hay amarillo. Solo color seco. Muerto. Desgastado. No se camina por el asfalto. Te arrastras por él, tratas de que tus suelas de goma no se queden pegadas en él. Solo quedan guijarros, chinas. No hay ramas. Solo palos y piedras.

#

He tratado de dejar de hacer cosas. Dejar el arte. Dedicar el tiempo libre a «no hacer nada». Y cuando digo no hacer nada digo «no hacer nada», es decir: consumir. Televisión, comida, compras, cumplir con las visitas. Sonreir, trabajar. Cuidados familiares. Lo que sea rutinario y nada fuera de la vida humana habitual. Vease: pasar de puntillas. Y no. No funciona. Algo queda dentro por sacar. Prefiero cagarla, meter la para equivocarme. Hacer fotos malos o poemas horrorosos. Dibujos cutres e infantiles. Si, pero propios. Si pero originales. Si pero novedosos. Si pero auténticos.

Hago esto para iluminar los rincones de la existencia. Para seguir creyendo que hay más de lo que se ve y para dar vida a los lugares reconditos del subconsciente. Con una linterna pequeña pero que poco a poco va siendo cada paso más grande. Me niego a asumir que la vida es consumo, que solo queda el pesado fluir humano del tiempo. Fumarte la vida. No, no y no. Cambio fumar por SABOREAR. DEGUSTAR. ACARICIAR. MIRAR.

Hacer arte es darle a la vida más vida. Hacer brillar cosas inútiles conectadas contigo y con el momento vital de hacerlas. Dame un telefono y te contaré una llamada telefónica. Un caballo y te contaré su historia. Un boli y te diré con qué soñó alguien. Quiero una foto que te mire, una cámara que escuche, una mina que sangre y una pluma que esculpa. Raíces. Sombras.

#

Concealed

Wrapped

Still

deseo_de_luz

miércoles

poca nada

mucho de todo

mucho de nada

poco de todo

[]

Sabes cuando creas esa sensación de que no debes nada a nadie, ni siquiera a ti. Esa sensación de no tener que justificarte constantemente, de no tener que correr. No obligarte a ir con con el corazón por fuera, ni a tratar de estar en todas partes. No tener miedo del futuro, ni de perderlo todo. Pensar que este día podría ser el último y que mañana será igual que hoy. Sin sufrimiento, sin que tu propia existencia te asfixie, te machaque, te exija. Dejar de compararte, dejar de mirar lo que hacen los demás y revisar lo tuyo. Lo tuyo esta bien. Está bien. No tiene nada de malo. Es perfecto tal y como es.

Creo que este es el primer paso para la paz mental. 

 

 

lunes

«Cuando estoy triste. me siento Azul.

Cuando estoy aburrida, me siento Verde.

Cuando estoy feliz, me siento Morado.»

sábado

Comprometerse con una idea fija, echarla a andar, hacer que pase y que viva es comenzarlo una y otra vez. No se me escapa que se trata de otra repetición a través de la técnica y la estética. Eliges un plan y te ajustas a ello hasta el final.

Ayer vimos la expo de David Jimenez. Me atrae esa manera de contar que utiliza tanto en sus imágenes como en sus palabras, tranquila pero intensa. Un discurso sencillo en apariencia pero que se mantiene sólido a lo largo del tiempo. Mucho tiempo, en su caso más de veinticinco años.

El problema de la visita de ayer es que no me permití sumergir en su Universo porque me pasé la hora y media comparando su trabajo con el mío. Y es que me doy cuenta de que, además de admirar su cuidada estética, se hace muy necesario una idea que soporte el trabajo visual. Yo también trato de buscar la línea entre lo real y lo imaginado, yo también trabajo desde la intuición, desde lo personal. Yo también apuesto por la cantidad excesiva y por la elección posterior. Y también continúo con una estética sólida a lo largo del tiempo. Pero después no me acompañan las palabras. O quizás debería decir que «no me acompañaban».

Un artista es, en definitiva, alguien que da a luz a una verdad contada con mentiras, tanto en el plano matérico como en lo discursivo. Se impone necesario inventar junto a la obra, una idea que la justifique. El artista lo es no solo por la producción de obra construida por el lenguaje del ámbito artístico (bien sea musical, teatral, visual … ) sino porque también produce nuevas verdades a través del lenguaje verbal.

 

Hacer fotos, escribir poesía, pintar cuadros debe ser una obsesión. Un camino guiado por la intuición personal y acompañado de una cuidada técnica.