deseo de luz

talleres e ideas para fotógrafos

Semiótica en la imagen (I)

Toda imagen, como signo visual, conlleva un significado asociado. En esta entrada presentamos qué es la semiótica y cómo se aplica a la fotografía.

Cuando dejamos atrás la parte técnica de la fotografía, comenzamos a centrarnos en su producto, que es la imagen, lo que finalmente constituye el cuerpo de nuestro trabajo como fotógraf@s. En este caso, vamos a hablar sobre el significado de las imágenes, y para ello nos remitiremos a la semiótica.

¿Qué es la “Semiótica”?

La semiótica es una ciencia que estudia la manera en que los humanos nos comunicamos mediante sistemas de signos.

La fotografía reproduce lo que aparece delante de la cámara, y restringiendonos a ese plano, es absolutamente objetiva (aunque sabemos que esto es solo la mitad de la verdad). Es un signo de algo que estuvo delante del fotógrafo. Por tanto, como lenguaje visual que utiliza signos para comunicar ideas, mensajes, es objeto de estudio de esta ciencia y por tanto se puede aplicar sobre ella.

¿Qué es un signo?

Un signo es un elemento que sirve para representar o sustituir a otro. Está compuesto de tres partes:

  • Significante: es la cosa en sí, el objeto representativo del signo. Ejemplo: una palabra, un sonido, una imagen, un objeto.
  • Significado: concepto o sentido asociado al significado. Ejemplo: La palabra “casa” la asociamos a la idea de casa. Lo mismo ocurre si vemos una fotografía de una casa, nos remite a la misma idea.
  • Referente: es el objeto al que originalmente se hace referencia. Por seguir con el ejemplo anterior, sería la propia casa.

Analicemos la siguiente imagen como signo :

El referente sería el lugar donde se tomó la imagen. El significante es la propia imagen y el significado la idea de paisaje, de montaña, de camino.

Dependiendo de la relación entre significado y significante, se obtienen distintos tipos de signos:

  • Arbitrarios: Son aquellos en los que no existe relación aparente entre significado y significante. Cualquier lenguaje oral o escrito utiliza este tipo de signos. Por ejemplo, la palabra “casa” no tiene ninguna relación directa con la casa física. Son sistemas completamente inventados que deben aprenderse para ser utilizados.
  • Indiciales: El significado está producido directamente por el significante. El sonido de un pájaro indica la presencia del animal. Una mancha en la tela se debe a un suceso anterior que la ha provocado.
  • Icónicos: el significado se debe a que la forma del significante está basada en la forma del referente. Ejemplo: un dibujo representativo de un árbol.

La fotografía, como signo, contiene estas tres relaciones:

En primer lugar es el resultado de la acción de la luz sobre un material sensible, y de la elección del motivo por parte del fotógrafo, por tanto es un indicio de algo que ha sucedido frente a la cámara. Además es icónico puesto, que lo mostrado reproduce de manera fidedigna la forma de lo que aparecía delante de ella. Por último es arbitraria, porque su significado puede variar dependiendo del contexto donde se muestre. No leemos igual una imagen en una revista de moda que en un museo. También puede variar su lectura si modificamos su título.

Observemos la siguiente imagen después de leer cada uno de los títulos propuestos:

deseodeluz

Alegoría de lo sensible (2016) – Daniel Comeche // La Danse (1865-1869) – Jean-Baptiste Carpeaux

¿Nos genera las mismas ideas/sensaciones al cambiar el pie de esta imagen? ¿A dónde nos lleva cada uno de ellos? ¿Leeremos esta imagen de la misma manera si la encontramos en un anuncio de perfume o en una galería de arte?

Desde luego son cuestiones y conceptos que deberemos considerar, no solo al mirar fotografías de otras personas, si no a nuestro propio trabajo, si queremos llegar a tomar mejores imágenes.

Continuaremos hablando sobre significado en la imagen en el siguiente post.


 

¿Te ha gustado el post? ¿Te interesa el tema? ¿Qué recursos o ideas puedes compartir sobre ello? Te invito a que compartas tus opiniones en la sección de comentarios.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *