trabajo duro

Diane Arbus, hoja de contactos.

Basta una sensación, un juego, un deseo de encontrar. Pero es necesario el error, equivocarse, caer. La suerte favorece a los que lo intentan, una y otra vez. 

La fotografía, por lo básico de su técnica (basta un click para tomar una imagen), invita a creer que su naturaleza es sencilla. Que a una gran imagen se llega de manera inmediata. Terrible error.

Cuando deseamos encontrar algo, es extraño acertar a la primera. Se requiere un esfuerzo por un tiempo mayor. Insistir, digamos. Igual que el pintor da brochazos, el fotógrafo (la fotógrafa) dispara una y otra vez. Si queremos rescatar esa imagen que estamos intuyendo, deberemos insistir, dar vueltas al tema. Trabajar, en definitiva.

Como ejemplo, ponemos esta hoja de contactos de Diane Arbus. Sólo observándola llegamos a la conclusión de que esa imagen que ella sabía que estaba pero no aparecía requería de múltiples intentos. Da vueltas, prueba, fotografía otras cosas, cambia la pose del crío. Pero aún así, hay cosas que se mantienen. Sin contar con la focal, la película y la cámara (obvio), sale a relucir su propia cadencia en la actitud de la toma de la fotografía. La distancia con el sujeto es similar en todas ellas. La ubicación del sujeto, la altura frente a la que toma las imágenes. También importa el fondo (despejado) y el escenario (un parque). Con estos elementos fijos, ella juega con el crío. Prueba, se equivoca. Está buscando «algo» que posiblemente no puede describir pero sabe que está ahí. 

Child with Toy Hand Grenade in Central Park,
New York City, USA (1962)

Diane desentierra la imagen tras varios intentos. Ha encontrado lo que buscaba. Desde luego está lejos de algo «ya visto». Si buscamos más trabajos suyos vemos que su actitud, su distancia, la elección de sujetos (después de varios años de trabajo y estudio de la fotografía) se mantienen, con lo que crea un estilo sobre un corpus fotográfico.

En resumen:

1) una buena imagen «no suele» ser cuestión de suerte.

2) reducir las posibilidades, aumenta la creatividad.

3) Trabajo, trabajo, trabajo.

Deja una respuesta