09/05/21

Quizá tu no te acuerdes de mi,

pero yo sí de ti.

Tu no de mí,

pero yo sí de ti.

Por qué parar ahora

si podemos ir más lejos

Hasta el mar

hasta la calle baja,

donde los niños pierden

los zapatos.


una extraña melancolía

danzando a solas en la nada

desaparece antes o después

como por arte de

magia


Soy del color de la luna llena

de las almas sin apenas habla

transparente, blanca

Sumida en la luz de la ternura

acariciando las palabras

Reunidas entorno al fuego

del qué dirán

los mensajes que ahora

no nos dicen nada.


Me voy a bañar desnuda

rodeada de algas en la noche

como si fuera nuestro día

Me parece que hoy

a la hora del te

se me pone llamarte, decirte “salgamos esta tarde”

tomemos un algo caliente

mientras nos ponemos al día

mientras el día nos pone

susurrando melodías del pasado

de antes de ayer

dormidas, acariciadas.


Se murieron las flores

pero sigues aquí.


En mi cuerpo está

la solución.

Me lloro y qué más da

Soy esa persona que siempre quise.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *